lunes, 3 de abril de 2017

USO DEL TELÉFONO MÓVIL DURANTE UNA CENA O COMIDA

El protocolo, como todo, evoluciona con los cambios sociales y culturales por los que se encuentra rodeado.

Hoy escribo este post para resolver dudas que me suelen preguntar con mucha frecuencia. Existe la idea generalizada de que el protocolo es algo anticuado, que sólo siguen usando los reyes, personalidades o altos cargos. La realidad es que el protocolo está en el día a día de todos. Así que aquí les dejo las "normas o reglas" sobre el uso de teléfonos móviles durante una comida o cena.



1. Como digo siempre USAR EL SENTIDO COMÚN. No hace falta ser un entendido o experto en protocolo para saber que si estamos compartiendo una comida con más personas, es justamente eso lo que debemos hacer. Disfrutar de la comida y de la compañía, no estar pendientes ni del teléfono ni de otro tipo de distracciones.

2. El teléfono no se deja sobre la mesa. En la mesa sólo van los utensilios que necesitaremos para comer, y el móvil tenemos claro que no es uno de ellos. Lo más correcto es mantenerlo apagado o en modo silencio.

3. Si esperamos una llamada urgente, lo correcto es informar a los demás de que estamos esperando esta llamada, y que igual tendremos que ausentarnos unos minutos, que nos disculpen. El teléfono lo mantendremos con sonido en este caso, o en modo vibración si lo tenemos cerca como para notarlo. Cuando recibamos la llamada, pedimos disculpas y nos levantamos para mantener la conversación en otro lugar y no molestar a los demás comensales.

4. Si se nos ha olvidado apagarlo o silenciarlo, contestamos lo antes posible y posponemos la llamada. Seguidamente lo pondremos en silencio o lo apagamos. Pediremos disculpas a nuestros acompañantes por la interrupción.

5. Si nos quedamos en la mesa para hablar, al menos debemos tener en cuenta la duración, el tono de voz y hacerlo de forma prudente. No pueden estar los demás comensales esperando a que terminemos una llamada, y mucho menos teniendo que enterarse de asuntos que posiblemente no les interese. Hay que tener en cuenta el tono de voz, solemos alzarlo para que quien esté al otro lado del teléfono nos escuche pero al final termina escuchándonos todo el restaurante. Si la conversación se alarga debemos pedir disculpas a nuestros acompañantes y ausentarnos unos minutos.

6. Si somos de los que el teléfono no para, debemos tomar una de estas opciones: comer solos o apagarlo.

7. Si recibimos una llamada que no queremos contestar, no dejaremos que suene hasta que cuelguen. Silenciaremos la llamada lo antes posible y seguidamente lo apagamos para no recibir más interrupciones.

8. No es correcto ponerse a leer los mensajes, mails, vídeos... mientras estamos en una comida o cena. Mientras esperamos, si estamos solos en la mesa, podemos hacerlo sin problema. Es una falta de respeto el ignorar a otros compañeros para prestarle atención al teléfono.

9. Si suena el teléfono de otro comensal, guardaremos silencio unos segundos hasta que pueda contestar a la llamada, y continuaremos con la conversación una vez cuelgue o regrese si se ha ausentado.

10. No exigiremos a los demás comensales que apaguen o silencien sus teléfonos. Es responsabilidad y cortesía de cada uno esa decisión. Podemos entrar en conflictos innecesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario